martes, 8 de febrero de 2011

Vacío.

Un vacío que no es fácil de llenar o quizás nunca puedas llegar a hacerlo. Es esa parte de vos que necesita a esa persona que se fue, que ya no está. A veces necesitamos de ella y de nadie más, volveríamos a ser nosotros con un 'te quiero' que nunca llega, con un abrazo, o solo con volverla a ver, escuchar su voz.

Nuestro error más grande es no aprender a aceptar la realidad, o entender que lo que queremos que sea es probable de que nunca suceda, aunque siempre existe la posibilidad de que si, porque según muchos "nada es imposible".

Y es ahí, cuando crece la ilusión y seguimos necesitando a esa persona, que ya se nos hizo indispensable para alcanzar la felicidad, para volver a ser nosotros mismos, para volver a sonreir de la misma manera que lo hacíamos antes.

Seguimos soñando con alcanzarla. Sin saber si lo que estamos haciendo esta bien o mal, si nos arrepentiremos en el futuro por lo que sufrimos ahora, si solo será una perdida de tiempo, una prueba mas que tenemos que superar,

o tanto sufrimiento valdrá la pena y no nos equivocábamos por lo que tanto luchábamos y queríamos alcanzar...

1 comentario: