miércoles, 16 de febrero de 2011







Intentamos avanzar aunque siempre retrocedemos y nos quedamos en el mismo casillero, nos aferramos a eso que tanto queremos y no podemos dejarlo ir.

Cuando en realidad, es lo único que nos queda, mirar hacia adelante y aceptar TODO de una buena vez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario